Todos nuestros productos han sido tratados con una técnica especial para evitar la pérdida de brillo, solo trabajamos el chapado que hace que las joyas mantengan su color por mucho más tiempo que las joyas bañadas ya que contienen una mayor cantidad de oro y esto hace que podamos lucir nuestras joyas como el primer día durante mucho tiempo, aun así es importante siempre mantener unos cuidados mínimos, a continuación te damos algunos consejos:

  • Evita siempre el contacto de las mismas con cremas, perfumes o cualquier producto que por sus componentes químicos puedan dañar la joya, también aconsejamos no dormir con ellas, ducharse o realizar actividades físicas y sobre todo evita bañarte con ellas en el mar o la piscina, el agua salada y el agua con cloro pueden hacer que tu joya pierda brillo.
  • Limpia tus joyas con agua tibia y jabón, utiliza un cepillo de dientes, son ideales en la limpieza de las mismas para acceder a rincones de difícil acceso y así evitar que pueda acumularse demasiada suciedad, ten cuidado con las piezas de color dorado ya que exigen un mayor cuidado en la limpieza.
  • Guarda tus joyas libres de la exposición solar, en un lugar seco y sobre una superficie plana, evita sobre todo los cambios bruscos de temperatura y en las joyas de plata el contacto con la madera.

Utiliza los sobres de tela en los que te enviamos tus joyas para guardarlas, son ideales para mantenerlas como el primer día por mucho tiempo.
Cualquier duda sobre el cuidado y mantenimiento de tus joyas puedes enviárnosla a info@lowlitaandyou.com y te contestaremos con mucho gusto!